Cómo sobrevivir a un año de loncheras…

Primero lo primero. No te hace mejor mamá/papá hacer loncheras maravillosas, ultra nutritivas, mega pensadas. No te hace mala mamá/mal papá no hacer la lonchera, no cocinar, enviar dinero. Menos palo y más apoyo entre nosotros. Menos presión, más comprensión y vamos un día a la vez. Si bien la buena alimentación es prioridad, lo es también la salud mental y ahí a veces -muchas veces- fallamos, y no hay fruta/verdura/huevo que contrarresten esa deficiencia. Atención a eso.

El tema con la lonchera es que resulta “un parto” pensar todos los días qué hacer, que además sea nutritivo, gluten free, en las proporciones adecuadas y que además el niño/la niña quieran comerlo y felices. Bueno, antes de que nos arranquemos los ojos, dejemos de dormir y nos terminemos de comer las uñas pensando y pensando, les paso algunas ideas que -deseo de todo corazón y por todos los santos- les den algo de tranquilidad.

Pensar 5 loncheras a la semana, por casi 10 meses.

Suena demasiado, pero lo cierto es que con un poco de planificación y organización podría resultar siendo todo más ligero y manejable. El sábado, día en el que seguro aprovechas para hacer las compras de la semana siguiente, puedes hacer una lista de ideas de loncheras, un brainstorming con toda la familia, con la lista ya definida haces tus compras (¡ahorras un montón cuando vas a hacer compras con una lista definida!), luego la pegas en la refri y listo. Ya sabemos qué toca el lunes, el martes… ya no es necesario pensar cada día, sólo hay que mirar hacia la refri y hacer. Inclusive puedes hacer algo más, guardas la lista de la semana para usarla nuevamente dentro de dos semanas o tres o el tiempo que consideres, ya no tienes que volver a pensar, vuelve a usar la planificación de semanas anteriores tantas veces sea necesario. Si se te pierden los papeles de la refri (y además le sacas el jugo a tu celular) usa las “notas” de tu celular y de ahí no se perderán.

Mega saludable

Este punto me genera mucha risa, es que nos matamos buscando “los” productos light, gluten free, cero azúcar, etc., etc., cuando lo mejor de lo mejor para nuestros hijos (para todos) lo encontramos de manera sencilla y al alcance de nuestras manos: frutas, verduras, agua y la lista continúa. Manténgalo simple, queridos míos. Lo mejor es lo que te da la tierra, ya viene con azúcar, viene en variedad de colores, sabores, olores… Pero ojo a esto: a comer uno aprende. Entonces, desde el inicio de los tiempos, desde las primeras comidas, acerca a tus hijos a la comida de verdad, sin sal y sin azúcar, se también modelo de buena alimentación. No pretendamos darles brócoli día y noche, mientras nosotros solo comemos chizitos y gaseosa. Encuentren el balance y comprométanse a tener una adecuada alimentación. Entonces, más que comprar las súper vitaminas que vienen en forma de ricos caramelos, quizás resulte mejor ir por la vitamina O (de olla).

Pero ¿cómo hago que coma la frutas y las verduras?

Fruta picada, frutas combinadas, de diversos colores, algo de yogurt encima, miel o nada. Las colocas en un recipiente que tenga “ice pack” y durará suficiente tiempo hasta que sea la hora de comerla. O la pones en la refri la noche anterior y para cuando sea momento de ponerla en la lonchera irá helada y se mantendrá así unas horas.

Combina colores, sabores, texturas.

Si no mandas fruta por temor a que se oxide, como la manzana, antes de ponerla en la lonchera córtala en gajos, sumérgelos en agua con limón unos minutos y listo. Y ojo, “hay colores, pase usted…” tenemos una variedad infinita de frutas, no nos concentremos en solo unas cuantas, vayamos probando. Ponles algo de canela en polvo encima y tendrán un sabor especial.

Pudding de frutas con chía. Solo basta licuar la fruta que quieras, las de estación son las mejores. Mango por ejemplo, heladito y a la licuadora, después lo pones sobre chía y leche que una noche antes mezclaste y dejaste en la refri. Directo a la lonchera, nutrición al mango para tus hijos. También puedes hacer un mousse de palta y chocolate, esto requiere un poco más de trabajo pero nada complicado. ¡Una delicia!

Mousse de palta y chocolate, para que vayan a la receta solo hay que dar clic a la imagen

Verduras sancochadas, al vapor, al horno. Con cremas al lado para que “dipeen”: mostaza, salsa de tomate, hummus, guacamole, mantequilla de maní…

Berenjenas cortadas como papas fritas y pasadas rápidamente por la sartén. Sencillo.
Otro snack saludable para dipear, los encuentran en supermercados.
Táper especial para dipear, lo compré en Wong.

Mete la verdura en tortillas, jijijijiji, ni cuenta se van a dar. Una tortilla con brócoli, otra con espinacas, tomate y albahaca. De pimientos y champiñones, de zanahoria y arvejas. Al final, pon perejil picado sobre la tortilla, agrega más sabor, olor y le da a la tortilla un look más bacán. Puedes hacer la tortilla en la sartén, o en moldes de cupcake y al horno. Sólo hay que mezclar muy bien los huevos, sal, algo de pimienta, las verduras sancochadas (no todas tienen que ir sancochadas) y listo. Puedes además ponerle queso, aceitunas, pedazos de pollo, etc., etc.

Tortillón, tiene todas las verduras que encontré en la refri.

Mantenlo simple, hazte amigo/a de las pre-mezclas

“Si no lo hago con mis propias manos, desde cero, en mi horno, entonces no es lo mismo…”. Ummm, no. Respira, fluye, compra premezclas. ¡Son la voz! No compres cualquiera, eso sí, tómate el tiempo de leer qué traen, chequea que no sea azúcar al mango o todo artificial. La idea es que nos mantengamos naturales tanto como podamos. Prepara varias el fin de semana y tendrás suficiente para la semana que recién comienza.

Te recomiendo los de la marca ROOTS, he preparado la torta de chocolate y el pan de esta marca, no tienen colorantes, preservantes, ni saborizantes, es como si lo hicieras en tu casa. Sólo hay que agregar algunos ingredientes, los líquidos principalmente, seguir las indicaciones (que son mínimas) y ocupar tu tiempo y tu cabeza, en otra cosa. Los encuentras en la tienda HUH!

También te recomiendo la marca LIFT y su premezcla de panqueques, también sus helados pero ese es ya otro tema (me voy por la ramas…). Si no tuviste tiempo para hacer tu mezcla de panqueques y la hora apremia, ten tu cajita a la mano, le das un buen alimento a tus hijos y el problema estará resuelto. Los encuentras en tiendas como La Sanahoria, Mara Biomarket, Flora&Fauna, entre otras tiendas saludables.

Mantenerlo simple es ir a lo básico, ¿qué tal un pan con queso crema y mermelada? ¿qué tal si a ese sánguche lo llamamos cheese cake? jijijiji. O quizás un pan con mantequilla, un pan con palta, simpleza y a la vez tremendo sabor.

Y qué tal las veggie hamburguesas que sólo requieren unos minutos en la sartén o el horno, hay infinidad de marcas y las puedes encontrar en las Bioferias y en las tiendas saludables. Usualmente tengo en la refri las mini de SANÚA, tienen el tamaño ideal para la lonchera y una variedad de sabores alucinantes, la favorita de esta casa: la de camote y frijoles negros.

Y la canchita, ¿qué tal?. Rica en fibra y minerales como el fósforo, potasio y magnesio, también contiene vitaminas del complejo B. Mejor hecho a la olla, sin sal y sin aceite. Ponlo en una bolsa de papel y directo a la lonchera, tus hijos estarán felices.

Otra opción, si tienen que llevar almuerzos por ejemplo, son los ravioles, también hay infinidad de marcas en el mercado (lee las etiquetas por favor). Sólo tenemos que sancocharlos y hacer una salsa sencilla para poner encima, yo suelo sancochar un tomate para luego pelarlo con facilidad (puedes pelarlo sin sancocharlo también), lo corto en cuadraditos, le agrego albahaca picada, aceite de oliva y sal y eso lo pongo sobre los ravioles ya sancochados, un hit. A veces simplemente pongo un chorro de aceite de oliva sobre los ravioles, algo de sal y listo, principalmente cuando el relleno de los ravioles ya tiene suficiente sabor. Ten tu guardadito en el congelador y úsalo cuando lo necesites, las pastas son fuentes de carbohidratos necesarios para el organismo, sin carbohidratos el cuerpo se siente débil, sin fuerza.

Huevo y lácteos

Los puedes enviar en la lonchera como que no y los pones sobre la mesa en el desayuno, o el almuerzo, o a media tarde o a cualquier hora. Lo que resulte más cómodo para todos. Pero si los vas a enviar en la lonchera, en el caso de los huevos, las maneras cómo hacerlo pueden ser infinitas: sancochados, ponchados, en tortilla, en el panqueque, etc., etc. Si se trata del lácteo, también hay variedad: yogurt, queso (de todos los tipos y sabores, hay inclusive bastones de queso que van perfecto en la lonchera), leche en el jugo, en el panqueque, etc., etc.

Porción ideal para lonchera (de cole u oficina) de queso brie, también encuentran palitos de otros quesos, cubos de queso dambo, etc.

Agua, que no nos falte el agua jamás

Agua, agua pura, todos los días, todo el año, toda la vida. Prefiere el agua a los jugos envasados, si escoges los jugos la verdad es que les estás dando azúcar, de la mala. Prefiere el agua antes que las gaseosas. Puedes también hacer rica naranjada, jugo de maracuyá, agua de canela, “aguas de tiempo” como le dice mi mamá a las aguas de hierbas como la manzanilla, hierba luisa, menta, anís, toronjil. Agua de piña, solo sancochando la cáscara de piña con agua, canela y clavo. Mi Ale toma muy poca agua, me toca ser la policía del agua, piña, un día aprenderá que hidratarse es vital.

“Agua de tiempo”, solo hay que colocar en agua recién hervida unas pocas hojas de lo que queramos tomar, dejar unos minutos y listo.

La loca de los tápers

Tengan varios, tantos como puedan. Los mejores son los de vidrio, pero los chicos podrían romperlos y lastimarse, también son mejores los de acero. Pero si no hay ni uno ni otro y la opción es el plástico, asegúrate que sea libre de BPA (usualmente dice en la envoltura) y trata de evitar usarlos en el microondas. Cuida tu salud y la de los tuyos y no olvides cuidar nuestro planeta ¡por favor!

Pero estábamos en la variedad de tamaños, tener opciones es ideal porque te ayuda a controlar la cantidad y la variedad. Además que es súper divertido encontrar varios recipientes en la lonchera: ¿qué habrá por aquí? ¿ y aquí?… Si quieres enviar algo que se mantenga caliente usa los recipientes adecuados para lograrlo, conservar los alimentos tiene que ver también tiene que ver con el tipo de lonchera que usan nuestros hijos. Hay opciones para mantener los alimentos frescos, como los “ice packs”, los encuentras en supermercados y también en tiendas como Sodimac, en las zonas de campamento.

Todo entra por los ojos

Dale algo de tiempo a la manera cómo envías los alimentos, que den ganas de comerlos también. No hay que ser un súper artista ni realizar grandes creaciones para impactar, quizás combinando colores lo logremos, quizás agregando perejil picado, alimentos cortados en rodajas, en cuadritos, con cortadores para galletas. Estos últimos son un hit, hasta el pan lo puedes cortar con un cortador de galletas y tendrás un flor, un carro, un corazón, un dinosaurio con palta, queso, en vez de tan solo un triste pan…

Decorar, comer, disfrutar…

Busca inspiración

Sigue cuentas confiables en instagram, en youtube, busca ideas e inspírate. Yo sigo a:

  1. @lasmariacocinillas
  2. @scientifically.sweet
  3. @theloopywhisk
  4. @cookingwithstephie
  5. @laura.lopez.mon

Además de procurar una buena lonchera (sin tensión) es necesario enseñarle a nuestros hijos:

  • Que boten la basura en los tachos
  • Que usen cañita de acero o tomen directamente de los vasos
  • Que dejen limpios los espacios que usan
  • Que se laven las manos antes y después de comer su lonchera
  • Y que tomen agua, mucha agua.

Y nosotros recordar:

  • Que es necesario mantenernos prácticos, sin complicaciones.
  • Que ser saludables es un estilo de vida
  • Que comer de manera adecuada tiene impacto en nuestro desarrollo físico, cognitivo, emocional.
  • Que podemos lograr grandes cambios de a pocos
  • Que papá y mamá tienen las mismas responsabilidades y hacer la lonchera no es una responsabilidad exclusiva de la mamá
  • Que todo va a estar bien 😉

Ufff, espero que este post les sea útil. Siempre es mejor hacer las cosas en casa, desde el inicio, pero no siempre es posible. Sin embargo, cada semana les voy pasando a través de Instagram una receta fácil, sencilla, que sirve para la lonchera del cole, de la oficina, para cualquier momento del día. Pasa por ahí y mantente atento, estar en la cocina para mi es un relajo que disfruto con harta música, un bonito mandil y harto sabor. .Seguro ustedes tienen más ideas y consejos, por favor póngalos en los comentarios y hagamos de esta una nota llena de buenos datos de padres para padres (y para todo el que lo necesite).

Hablamos,

Lu

 

3 comments

  1. Muy bueno Lu ❤️ me encantó el post y ya saque unas cuantas ideas para agregar a las lonchera de mi Dani.

    1. No, las hace su papá. Cada uno se encarga de mantener saludable la alimentación de nuestras hijas, cada uno desde sus casas, siempre. No es tácito pensar que yo me encargo aún cuando no están conmigo, su papá y yo nos encargamos de todo, de manera integral, cuando las niñas están en la casa de alguno de nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.